Una agradable compañía


Muy poca gente en la playa, por el mal tiempo reinante, pero la costa nos acogió con un clima benigno, en contraste con Granada. En el paseo por la arena estas gaviotas -que según Nacho son gaviotas reidoras- iban caminando delante como si de un manso perrillo se tratase.
Desde aquí un recuerdo especial para Leo que está estos días en Buenos Aires. Seguro que traerá material abundante de esta fascinante aventura.

0 comentarios: