Estela

Mientras fotografiaba las últimas luces nocturnas de la ciudad de Granada (al fondo), por la carretera que sube a la Hoya de la Mora pasó un coche a buena velocidad que, junto al largo tiempo de exposición que estaba usando en ese momento debido a la poca luz que había todavía, dejó esta curiosa estela de los faros delanteros.

El Picón de Jeres

Otra imagen de un amanecer, en este caso un poco más frío ya que es una imagen de archivo realizada el pasado invierno después de una espectacular nevada durante toda la noche anterior. Está realizada desde las inmediaciones de Guadix y la A-92.

El Picón de Jeres

¿por qué lo llamarán Veleta?

Quizás viendo el penacho de nubes dirigido por el viento que sale desde lo más alto del pico podemos imaginar por qué le llaman Veleta a esta cumbre, la tercera de la Península Ibérica con sus 3392 m.

Amanecer

Otro bonito amanecer con nubes desde Sierra Nevada, el mejor de todos los miradores posibles.

Tierra de montañas

Subido a la montaña más alta de todas, Sierra Nevada, mires a donde mires sólo ves más montañas. Es Granada una tierra de montañas.

La luna, el lucero y la montaña

Llegué aun de noche al lugar previsto en un fresco amanecer del presente mes. Mientras aguardaba paciente la salida de los primeros rayos de sol a través de las cumbres de la sierra, quedé fascinado contemplando a la vez la luna y el lucero del alba, de fondo el Veleta tapado entre nubes que parecían abrigarlo del fresco de la noche y el primero de los peñones de San Francisco. Una vez más, el madrugón dejó una bonita recompensa. Cada vez madrugo más para hacer fotos, a ver si ayuda un poquito el cambio de hora.

Nenufar en uno delos estanques del Generalife


Es una flor de las más bellas, con su exotismo añadido.

Las niñas artilleras


Divisado el cañón y con permiso de los padres, aun se advierte en la cara la ansiedad, se acercan para cargarlo de municiones. Quién saben si en un futuro serán las Ministras del Ejército.

El patio del Palacio de Carlos V


Como siempre muy concurrido de gente.

Un león decorando la fachada lateral del palacio de Carlos V


Recuerda en su trabajo los leones del patio de los leones, pero los materiales son distintos de hechura más elaborada.

El gatillo en la espesura


Escondida entre las pitas y asustada se asomaba esta cría. El fotógrafo no conseguía mantenerla quieta, hasta que por fin vino su madre y pareció recuperar la seguridad. Después arrastrada por el cuello se fue buscando un nuevo refugio.

Aquí van las manzanas


Heridas pero sabrosas.

Frutas de otoño


En un jardín, como olvidados encontré estos dos árboles frutales, un manzano y un membrillo. C9on la buena luz del medidía pude recoger la pelusilla de este fruto y las heridas de las manzanas por diferentes insectos. A pesar de todo probé las manzanas que estaban dulces y jugosas.

Un palacio no estrenado


El palacio de Riofrío fue edificado en previsión de, pero no llegó a terminarse porque no dieron las circunstancias previstas. Sólo se usó provisionalmente como pabellón de caza y escasos meses como residencia real. Hoy lo enseñan y pude aprender el modo de vivir en esos palacios. Dos corredores concéntricos permiten el acceso a las habitaciones. Por el interior circulan los extraños y la familia por el exterior. El interior la conforma el patio central y el exterior un pasillo que corre a lo largo de todos los ventanales. Me gustó conocerlo, porque no había estado en ninguno así decorado.

Un ciervo en el encinar


Es un encinar impresionante, el de Riofrío. Allí se pueden contemplar ejemplares como este ciervo.

No podía faltar el Acueducto de Segovia


Siempre me han impresionado las obras civiles de los romanos. Esta es una más. Suelo contar que hace unos años, en Mérida, una riada se llevó por delante todos los puentes, y un cartel rezaba, el tráfico queda desviado por el puente romano. Esta es una pieza única en la que las piezas encajan entre ellas por el arte del cantero pues no hay entre ellas argamasa alguna.

Este es el Alcazar de Segovia


Tiene el primor de un trabajo hecho con cera y no con piedra. ¡Qué buenos artesanos!

La catedral de Segovia


He tomado esta vista porque tiene una perspectiva similar a la catedral de Granada, aunque la de Granada me gusta más y me parece que tiene una fábrica más sólida. Tenemos en España una colección de catedrales que no tienen nada que envidiar.

Una magnífica pareja de ciervos




También en la finca de Riofrío pude contemplar esta escana. El macho cruzando el río en busca de la hembra. En la otra imagen, se captan los dos animales. Espero que a Leo y a Nacho les gusten.

Dos gamos que se acercaron a la cámara


En el parque de Riofrío hay una buena colonia de Gamos y ciervos.

Quién quiere comprar esta piedra


Piedras preciosas, aunque no lo sean. Color, brillo, buena montura, quién se podrá resistir, Azucena desde luego no.

Los colores de un mercadillo

Un puesto de golosinas atendido por autóctonos y otro de objetos indues, llenan de color la acera.


Dos tomas dedicadas a Nacho, para que aprecie el valor de la fauna marina. Minutos antes un cormorán negro nevegaba a ras de agua en paralelo a al orilla.


Tres cabalgan juntos


Otra estampa de las fiestas de Salobreña, tres ginetes avanzan por el paseo marítimo del pueblo animando la festividad del día.

La Jardinera de Tomás


La Jardinera de Tomás está tirada por cuatro purasangres españoles. Dos blancos y dos oscuros. Cortejaban a la Virgen del Rosario en las fiestas patronales de Salobreña.

David a lomos de Brioso


Brioso es un animal singular, de especial valor, pertenece a la yeguada de Escalera, una de las mejores para caballos que trabajan con vacas. Asistía en Salobreña a unconcurso de doma vaquera.