La vacada de la Finojosa


En un verde prado
de rosas y flores
guardando ganado
con otros pastores,
la vi tan graciosa
que apenas creyera
que fuese vaquera
de la Finojosa
Marques de Santillana
Serranilla
Posted by Picasa

Ibercaza, collage


Armas, perros, aves de reclamo, ropa, coches, cuchillería y taxidermia. Diferentes modalidades de tiro: escopeta, arco y tiro al plato. Una afición que ni en tiempo de crisis se frena. Me alegró ver el stan de La Beata una de las mejores fincas de Jaén, y desde luego, la más cuidada. Allí es posible llevarse unos trofeos de oro y el buen recuerdo de la amable atención del anfitrión.
Posted by Picasa

Podenco en Ibercaza

Cuadro del famoso pintor Fernando Caro, expuesto en la Feria de la Caza de Jaén, en septiembre de 2011.
Posted by Picasa

Rehala en la Feria de la Caza, Jaén

Posted by Picasa

El Veleta en blanco

Gris


Hemos superado las 500 entradas en este nuevo blog, a lo largo de más de 5 años. Los iniciales fotógrafos inexpertos se han convertido en unos experimentados aficionados que han ganado concursos y participado en exposiciones o vendido sus fotografías. Por eso se le puede dedicar a este blog el poema que otro artista le dedicó al farol encendido.


-          A quién daré luz, si nadie la necesita. Quizá no tenga motivos para gastar mi energía. En la ciega soledad me dedico a alumbrar lo que no veo, y por contraste, veo con claridad que camino sin sentido. Una angustia terrible me atenaza.

-          Es que no sabes, no puedes saber, que muchos te están mirando. Y te miran porque luces, y en tu lucir das vida a lo que –de otro modo- estaría oculto entre las sombras. Si cansado sucumbieras a tu angustia, también otros morirían. Yo mismo moriría un poco.

     También me lleno de tristeza pensando en la paleta rebosante de colores que ofrece el sol a la gente, con ese matiz de oro y la viveza de la vida. Sin embargo yo me empeño en tintar todo de gris, usando muy pocos tonos, ¿a quién le puede gustar?

-          Pues le gusta al caminante, que cansado torna a casa; y al currante, que pone en orden la plaza; y al deportista temprano, que va siguiendo tu dedo. Por eso es tan importante que vivas y luzcas siempre, porque te miramos y admiramos, y en esta fotografía te recordamos y eternizamos.



-        Posted by Picasa

Graffiti en collage

Posted by Picasa

Graffiti



Posted by Picasa

Frutos en verde


Nueces, almendras, higos, uvas, aceitunas, granadas, bellotas y moras de zarzamora. Todo un obsequio de este tiempo.
Posted by Picasa

Fundación de Valdepeñas de Jaén

Valdepeñas de Jaén fue fundada por Carlos V en 1536, obedeciendo a un plan de colonización en el camino que une Granada con Jaén. Es curioso ver cómo se llevaban a cabo estas colonizaciones. Primero un equipo de expertos buscaba el emplazamiento ideal con agua y tierras que pudieran convertirse en cultivables. Después se hacía el estudio urbanístico: plaza prinicipal con el ayuntamiento y la iglesia, de la que salían las calles que conformaban una retícula. Paralelamente se invitaba a familias enteras a poblar la zona, a cambio del derecho a una superficie de tierra atractiva. En el caso de Valdepeñas acuden muchas familias de Jaén, adquiriendo el compromiso de tener casa y huerto labrado en un razonable plazo. Lo demás ya parece más sencillo.
Posted by Picasa

En pleno pirineo

Posted by Picasa

Frutos y flores

Posted by Picasa

Un buen trago de vino tinto


En potencia tenemos un buen trago de vino tinto.
Posted by Picasa

Mora de zarzamora (Rubus ulmifolius)


Colorido, detalle, luz, contraste. El menos apreciado de los frutos, tiene también su momento.
Posted by Picasa

En otoño


Posted by Picasa

Otoño generoso


Aún se encuentran en el campo todo género de frutos es un obsequio como final del verano y por si fuera poco los colores de algunas flores que se han retrasado.
Posted by Picasa

Lluvia en los jardinillos


Ayer cayó un chaparrón más que considerable en Jaén. Desde la ventana del despacho se veían caer las gruesas gotas de agua como si de cables de acero se tratase. En pocos minutos se formó una corriente de agua que despejó las calles de personas y coches. Llevaba tiempo anunciándose la tormenta pero, en pleno verano, los viandantes no hacían caso de esos avisos. De pronto un truenu anunció el comienzo de la función. A continuación silencio y después conjuntamente sonaron las voces nerviosas de los vecinos y el golpear de las gruesas gotas de lluvia. Durante una hora un ininterrumpido aguacero se ensañó con la ciudad. Espero que en el campo los olivos hayan absorbido los 30 litros por metro cuadrado que nos dejó la tormenta.
Posted by Picasa