Navegando en parapente

Almería, un viento fuerte y el mar levemente crispado, conforman el ideal de este deportista, que ayer recorría la playa incansablemente. Que fácil, me pareció a mí, aventuarse mar adentro intentando cruzar el mediterráneo. No será fácil aguantar tantas horas de tensión muscular y sujeto a cualquier imprevisto que se sume al cansancio acumulado. Una estampa preciosa para ver desde la arena de la playa.

0 comentarios: