En las tablas de Daimiel


Quizá así fijada las lluvias del invierno inunden la barca y encajen las maderas para usarla en el verano, con el lógico retoque de pintura. Supongo que no tendrá remos y que se moverá a impulso de una pértica, porque la profundidad es mínima.
Posted by Picasa

0 comentarios: