Los ojos de la Sultana


Estas dos ventanas rematan las habitaciones de la Sultana, en una preciosa galería que se asoma al Albayzín, dónde esta la ciudad. Desde ese rincón podía contemplar la ciudad extendida por la vecina colina. Al construir el Palacio, Carlos V, edificó ese patio al que asoman ahora los dos "ojos"

0 comentarios: