Un palacio no estrenado


El palacio de Riofrío fue edificado en previsión de, pero no llegó a terminarse porque no dieron las circunstancias previstas. Sólo se usó provisionalmente como pabellón de caza y escasos meses como residencia real. Hoy lo enseñan y pude aprender el modo de vivir en esos palacios. Dos corredores concéntricos permiten el acceso a las habitaciones. Por el interior circulan los extraños y la familia por el exterior. El interior la conforma el patio central y el exterior un pasillo que corre a lo largo de todos los ventanales. Me gustó conocerlo, porque no había estado en ninguno así decorado.

1 comentarios:

Leo Cabrera dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.