El gatillo en la espesura


Escondida entre las pitas y asustada se asomaba esta cría. El fotógrafo no conseguía mantenerla quieta, hasta que por fin vino su madre y pareció recuperar la seguridad. Después arrastrada por el cuello se fue buscando un nuevo refugio.

4 comentarios:

Leo Cabrera dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
cambiaelmundo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Leo Cabrera dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Leo Cabrera dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.