Lluvia en los jardinillos


Ayer cayó un chaparrón más que considerable en Jaén. Desde la ventana del despacho se veían caer las gruesas gotas de agua como si de cables de acero se tratase. En pocos minutos se formó una corriente de agua que despejó las calles de personas y coches. Llevaba tiempo anunciándose la tormenta pero, en pleno verano, los viandantes no hacían caso de esos avisos. De pronto un truenu anunció el comienzo de la función. A continuación silencio y después conjuntamente sonaron las voces nerviosas de los vecinos y el golpear de las gruesas gotas de lluvia. Durante una hora un ininterrumpido aguacero se ensañó con la ciudad. Espero que en el campo los olivos hayan absorbido los 30 litros por metro cuadrado que nos dejó la tormenta.
Posted by Picasa

0 comentarios: