Calahonda


El mar estaba algo agitado. El viento soplaba fuerte y las olas subían por la playa inundando zonas menos frecuentadas. En este rincón se formó un pequeño lago en el que quedan reflejadas las nubes que cubre en cielo.

1 comentarios:

Leo Cabrera dijo...

Interesantes contrastes, agua en calma y agua en movimiento... Un saludo.