Misa de Pentecostés


El paseo de esta mañana por Sierra Nevada, camino del Veleta, fue muy bonito. Frio, viento y niebla fueron los protagonistas, pero la sorpresa nos la llevamos cuando al acercarnos a la Virgen de las Nieves y nos encontramos con un sacerdote celebrando la Misa del Domingo, acompañado por un grupo de fieles que la seguían con gran intensidad. Recordaba un pasaje evangélico, quizá el de la Ascensión. Llamaba la atención la generosidad de esas personas que con frio y viento ingratos siguieron toda la ceremonia.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Motivo muy interesante y composición equilibrada!