Renacer

Eso es lo que está haciendo exactamente este quejigo de la sierra de Huétor después de su parón invernal. La curiosa mezcla de brotes verdes y ramas secas forma una estampa singular, tanto como para conseguir que me fijará de forma particular en ella y me decidiera a fotografiarla.

2 comentarios:

oriolmad dijo...

No solo el verde está lleno de la intensidad de la primavera, tambioén el azul saturado del cielo

Juan Ángel dijo...

Parece má una plata paásita que el rebote e la original.
Muy buena, como siempre.