Un pacto en la montaña

En lo más alto del Veleta, cuando me disponía a tomar mi refrigerio para recuperar fuerzas después de la subida, este curioso pajarillo (acentor alpino) se acercó hasta a mí para proponerme un pacto: una pose fotográfica a cambio de unas migajas de mis barritas energéticas de muesley... Creo que fui yo el que salió ganando con el trato porque le saqué un buen puñado de fotos, quizás más de las merecidas para la comida que se llevo.

3 comentarios:

oriolmad dijo...

Parece estar mirando de reojo a la vez que pregunta ¿ya puedo irme...?

oscar puig dijo...

Que bonita la foto, la calidad y el momento. A quien madruga......Se ve que te gusta la montaña, yo soy un fan de ella. Felicidades. Yo no puedo aportaros pero poco os perdeis, no sé como va la cosa.Sigue así.

Juan Ángel dijo...

Es perfecta