Y no sólo de fotos vive el fotógrafo...

En la ciudad de Münich existen unos lugares llamados "biergarten", ubicados en las inmediaciones del Jardín del Inglés, en los cuáles se aplica un curioso tratamiento nutricional y antiestrés. El mismo consiste en la ingesta poco moderada de imponderables cantidades de cerveza, colesterol y sucedáneos, acompañadas de una fase de relajación profunda caracterizada por la pérdida de atributos cognitivos y sensitivos.
La capacidad de la jarra (1 litro) es apta y suficiente para proporcionar el volumen de disolvente necesario (cerveza) con el que neutralizar el colesterol del codillo con papas fritas... La segunda parte del tratamiento (pérdida de atributos cognitivos y sensitivos) consiste en tumbarse un par de horas sobre el césped del citado jardín (a ser posible debajo de un buen roble). Es recomendable apagar el teléfono móvil y dejarle la bolsa de la cámara (con la cámara dentro) a un amigo o familiar que haya optado por no someterse al tratamiento antiestrés. Se advierte que el tratamiento puede ocasionar efectos adversos en pacientes con hipersensibilidad, especialmente pérdida del conocimiento en su fase más leve, e incluso coma profundo en la más grave, tremebundos ronquidos, sequedad de mucosas, alarmante aumento de la frecuencia de micción... Abstenerse pacientes con contraindicación médica descrita.

2 comentarios:

Juan Ángel dijo...

Como siempre, buenísimo el texto y la foto. Un negativo, sin enbargo por no acordarte de los amigos, para el tratamiento antiestres.

Leo Cabrera dijo...

Tomo nota, Juan y prometo buscar ocasión para desagraviar el punto negativo... Eso sí, vete preparando... Al estar en España lo mismo hay que introducir alguna variante como por ejemplo sustituir el codillo por un "lechazo de burgos", pero eso ya lo iremos viendo despacio...